Visita de la Embajadora de Perú  14/3/2013



El 12/3/13 se reunieron la Embajadora de Perú y la Vicepresidenta de la ANC para ajustar los detalles de la edición del sello conmemorativo por el Año Internacional de la Quinua, un cultivo tradicional de los Andes, rico en proteínas.




El martes 12 de marzo, Correo Uruguayo recibió la visita de la Embajadora de Perú en Uruguay, Sra. Aída García Naranjo. Le acompañaba la Sra. Verónica Patricia Paichas, Asesora de Presidencia de Perú. Las visitantes fueron recibidas por la Vicepresidenta de Correo Uruguayo, Sra. Solange Moreira.

Durante la reunión que se desarrolló en la Sala de Protocolo de Casa Central, se ajustaron detalles de la emisión de un sello postal por el Año Internacional de la Quinua (una planta andina rica en proteínas), que será emitido en el correr del año.


Este cultivo tradicional es visto con interés por las Naciones Unidas por sus propiedades. Para difundir su práctica, el 20 de febrero pasado en la sede de la ONU, en Nueva York, fue lanzado el Año Internacional de la Quinua.


El futuro papel de la quinua
La quinua, es un pseudocereal que se cultiva en los Andes de Bolivia, Perú, Argentina, Chile, Colombia y Ecuador, así como en Estados Unidos. Bolivia es el primer productor mundial, seguido de Perú y Estados Unidos. Se denomina pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gramíneas que engloba los cereales "tradicionales", pero debido a su alto contenido de almidón su uso es el de un cereal.

La quinua se cultiva en los Andes bolivianos, peruanos, ecuatorianos, chilenos y colombianos desde hace unos 5.000 años. Al igual que la papa, fue uno de los principales alimentos de los pueblos andinos preincaicos e incaicos.

Es un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales, pastas e incluso se fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuece toma un sabor similar a la nuez.
La quinua molida se puede utilizar para la elaboración de distintos tipos de panes, tanto tradicionales como industriales.



La quinua posee un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos (fundamentalmente almidón). Entre los aminoácidos presentes en sus proteínas destacan la lisina (importante para el desarrollo del cerebro) y la arginina e histidina, básicos para el desarrollo humano durante la infancia. Igualmente es rica en metionina y cistina, en minerales como hierro, calcio y fósforo y vitaminas, mientras que es pobre en grasas, complementando de este modo a otros cereales y/o legumbres como las vainitas.

El promedio de proteínas en el grano es de 16 %, pero puede contener hasta 23 %, lo cual es más del doble que cualquier cereal. El nivel de proteínas contenidas es cercano al porcentaje que dicta la FAO para la nutrición humana. Por esta razón la NASA considera el cultivo de la quinua como un posible candidato para sistemas ecológicos cerrados y para viajes espaciales de larga duración.




El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en el lanzamiento oficial del Año Internacional de la Quinua, expresó que “la quinua puede desempeñar un papel importante en la erradicación del hambre, la desnutrición y la pobreza”.