Día del Patrimonio 2014 en Correo Uruguayo  9/10/2014



El sábado 4 y el domingo 5 de octubre se celebró el Día del Patrimonio 2014. El tema elegido este año fue “El espacio público, arquitectura y participación ciudadana al servicio de la comunidad”. Durante ese fin de semana Casa Central de Correo Uruguayo abrió sus puertas a los visitantes, así como el Local de Filatelia Ventas en la calle Sarandí.





El 4 y 5 de octubre se celebró en Uruguay el Día del Patrimonio 2014. El tema elegido este año fue “El espacio público, arquitectura y participación ciudadana al servicio de la comunidad”.


En el marco de las celebraciones se desarrollaron actividades culturales en todo el país. Como todos los años Correo Uruguayo abrió al público las puertas del edificio de Casa Central, ubicado en Buenos Aires 451. También conocido como Palacio de Correos, el emblemático edificio de la Ciudad Vieja de Montevideo es Monumento Histórico Nacional.



Museo Postal



También los visitantes pudieron conocer el Local de Filatelia Ventas que posee Correo Uruguayo en Sarandí 468, entre Misiones y Treinta y Tres. Allí se realizó una muestra filatélica así como la venta al público de sellos, aerogramas y otros productos filatélicos.




El local está ubicado en un sector del histórico edificio de telégrafos, propiedad de la Administración Nacional de Correos y que actualmente comparte con la Escuela de Artes y Artesanías Pedro Figari.





Quienes visitaron Casa Central pudieron apreciar en su primer piso el Hall principal, donde se realizó una muestra filatélica, y visitar el Museo Postal.




El Día del Patrimonio se celebró por primera vez en Uruguay en 1995, siendo una iniciativa del arquitecto José Luis Livni. Desde entonces el evento nacional se ha realizado anualmente y sin interrupciones. La primera edición se celebró un fin de semana, pero la segunda (en homenaje a Livni, tras su fallecimiento), se concretó en un solo día. A partir de 2001 se retomó la celebración en dos días.

En esta fiesta los edificios, museos, instituciones educativas, iglesias y residencias que presenten un interés histórico o arquitectónico abren sus puertas, de forma gratuita, a la población.


La Sala de Protocolo fue otra de las atracciones para los visitantes, con su hermoso vitral, obsequio del Correo de Perú.