Correo Uruguayo promueve la cultura de la Transparencia  3/6/2015


La Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) entrevistó para su boletín electrónico a los equipos ganadores de la última edición del Premio a la Transparencia, en el que Correo Uruguayo fue premiado en el rubro Cultura de la Transparencia.

Las responsables de Transparencia del organismo, Esc. María Laura Sarasa y Dra. Cristina Martínez, evaluaron el impacto de las acciones realizadas para comunicar con transparencia la gestión de la empresa postal pública.


¿Cuál es el mayor desafío que debieron afrontar como organización para desarrollar su proyecto?

Dar el puntapié inicial para intentar modificar la visión que en general tenemos las personas que trabajamos en el Estado, acerca de que la información que se tramita, gestiona, o se produce en las distintas oficinas le pertenece a nuestro Organismo.

Pensamos que a través de la aplicación y difusión de la Ley de Acceso a la Información Pública —aunque aún falta mucho camino por recorrer—, se ha comenzado a generar un cambio de mentalidad, que no se trata de algo ilusorio, sino que es un derecho que tiene cada uno de nosotros, y que su ejercicio depende exclusivamente de nuestra voluntad. Los cambios no son fáciles, pero a medida que se van viendo los resultados, empezamos a creer que el cambio es posible.


¿Hay un antes y un después en el quehacer institucional desde que se implementó su proyecto?

Por supuesto, gradualmente hemos notado cómo la organización fue internalizando la Ley, disponiendo medidas e iniciativas para asegurar un amplio y fácil acceso de la información en su poder a los ciudadanos.

Uno de los roles como Responsables de la Transparencia fue, justamente, el de ser las referentes dentro de Correo Uruguayo, reforzando para los funcionarios la idea de que la información pública es de todos, sin perjuicio de implementar procedimientos y reglamentos internos para clasificar aquella información que no se debe divulgar porque así lo marca la ley.

Por otra parte, a través de la difusión hacia la interna de la normativa en cuestión, son los propios funcionarios quienes nos consultan acerca de la información que figura en el sitio web del organismo, y, a modo de ejemplo, uno de los ítems de mayor consulta es el relativo al escalafón y las respectivas remuneraciones.


¿Cuáles son las lecciones aprendidas en este proceso?

Muchísimas, la más trascendente es la satisfacción de lograr que nuestro organismo haya cumplido con la aplicación de la Ley de transparencia, tanto en lo que hace a la transparencia activa como pasiva, pasando de un estado de cero implementación a una etapa con un marcado progreso.

Este logro representa para nosotros, como grupo humano y de trabajo, un enorme orgullo por lo conseguido, no solo por el cumplimiento de las obligaciones que nos encomendaron cuando nos designaron como responsables, sino sobre todo por haber contribuido a que las personas estuvieran en conocimiento de que las asiste el ejercicio del derecho de acceso a la información pública, facilitándoles los mecanismos y procedimientos para su acceso, y tutelando al mismo tiempo aquella información que por su carácter de confidencial, reservada o secreta, no se debería difundir.


¿Qué significó para ustedes presentarse al Premio a la Transparencia?

Fue un gran desafío a nivel personal e institucional que implicó llevar a cabo un análisis previo de los avances obtenidos hasta ese momento, y extremar esfuerzos para cumplir con los requerimientos de la normativa aplicable en la materia y, a su vez, cumplir con los requerimientos que nos solicitara el Comité Técnico Asesor en las diversas etapas de la evaluación del proyecto.


¿Recomienda a los organismos a presentarse al Premio a la Transparencia?

Sí, lo recomendamos, porque para nosotros significó redoblar los esfuerzos por la tarea, aprovechar la oportunidad para hacer una puesta a punto sobre dicha temática y fortalecer aquellos puntos que merecían un mayor desarrollo. Y sobre todo, porque si bien es una tarea que comenzó con el Equipo de Responsables de la Transparencia, de a poco se transformó en un compromiso de toda la organización, con la sugerencia de nuevas propuestas de algunos compañeros, enfocadas a enriquecer la transparencia en la órbita del Correo Uruguayo.